Muchos bares y restaurantes alrededor del mundo tendrán que adaptarse para evitar una nueva escalada en los contagios por coronavirus. Una de las alternativas es limitando el número de clientes y separar las mesas, otra es instalar una barrera de plexiglás que separe los distintos grupos.

View at DailyMotion